• 924 829 100
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Espacios rurales inteligentes

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

¿Qué son los espacios rurales inteligentes?

Según la Red Europea de Desarrollo Regional (REDER), los pueblos inteligentes son comunidades o áreas rurales que usan soluciones innovadoras para mejorar su resiliencia, aprovechando las fortalezas y oportunidades locales. Se basan en un enfoque participativo para desarrollar e implementar su estrategia para mejorar sus condiciones económicas, sociales y / o ambientales, en particularmente movilizando soluciones ofrecidas por las tecnologías digitales.

EWmxG1qXsAAmgyv

Estos espacios rurales se benefician de la inteligencia de cooperación y alianzas con otras comunidades y actores en áreas rurales y urbanas. En especial, dentro de la UE destaca la estrategia Smart Village que permite a estas zonas financiarse a través de una variedad de fuentes públicas y privadas.
Las zonas rurales pueden incluir uno o varios municipios sin ninguna restricción, sin embargo, con respecto a los límites administrativos o el número de habitantes y en concreto, para las condiciones de elegibilidad para obtener apoyo, los Estados miembros pueden utilizar definiciones de zonas rurales según lo dispuesto por la OCDE; EUROSTAT u otras definiciones.

La importancia de un enfoque participativo

Un enfoque participativo significa una participación de la comunidad local en la elaboración y toma de decisiones sobre la estrategia de Smart Village. Durante la fase de implementación, este enfoque garantizará que las necesidades de desarrollo de capacidades de las personas sean debidamente atendidas, es decir, para llevar a cabo unos proyectos reales, medibles y que cubran las necesidades de las zonas rurales es imprescindible contar con la población local, realizar diagnósticos territoriales, talleres participativos, etc. todo ello para obtener el mayor detalle de las necesidades y oportunidades del entorno rural.
Las estrategias inteligentes responden a los desafíos y necesidades del territorio, debiendose construir sobre las fortalezas y activos localesPara llevar a cabo estas estrategias, es necesario marcarse objetivos a corto, medio y largo plazo que determinen un camino claro a seguir, además, el progreso y seguimiento de las estrategias debe ser medible a través de indicadores de desempeño que se establecerán en la hoja de ruta, siendo esta hoja de ruta un documento "vivo" el cual pueda revisarse periodicamente y adaptarse según las necesidades que vayan surgiendo. 
Las estrategias pueden apuntar por ejemplo: para mejorar el acceso a los servicios (en diversos campos, como salud, capacitación o transporte), para mejorar las oportunidades de negocios y crear empleos, para el desarrollo de cadenas de suministro de productos de cercanía y prácticas agrícolas, al desarrollo de energías renovables, al desarrollo de una economía circular, para una mejor explotación de los recursos naturales, para adaptarse al cambio climático, para preservar el medio ambiente y biodiversidad, para una mejor valorización del patrimonio cultural para un mayor atractivo turístico, etc.

¿Cuáles son las tecnologías con mayor impacto en las zonas rurales?

Las tecnologías digitales incluyen, por ejemplo, tecnologías de información y comunicación (servicios de teleasistencia, trabajo digital, educación online, geolocalización de personas en riesgo de exclusión, comunicación temprana de avisos, agricultura y ganadería 4.0, turismo inteligente, etc.,) o la explotación de big data o innovaciones relacionadas con el uso de Internet de las cosas (IoT) (gestión inteligente de los residuos sólidos urbanos, movilidad bajo demanda, gestión inteligente del agua, etc.).

Estas tecnologías actúan como una palanca para permitir que las Smart Village sea más ágiles y sostenibles, optimizando el uso de sus recursos, favoreciendo el atractivo de las zonas rurales y promoviendo una mejora de la calidad de vida de los residentes rurales, sin embargo, es preciso informar que el uso de tecnologías digitales no es una condición previa para convertirse en una municipio o espacio rural inteligente. La inteligencia recae en cómo el espacio rural y sus habitantes son capaces de apoyarse en las TIC para mejorar su forma de vida y evitar de esta forma aumentar la brecha digital con respecto a las zonas urbanas.

¿Cuáles son los proyectos e iniciativas más destacadas para impulsar las Smart Village?

El proyecto europeo Smart Rural Areas in the 21st Century (Smart Rural 21) ha lanzado recientemente una convocatoria dirigida a pueblos y zonas rurales, con el objetivo de desarrollar estrategias Smart Village en un total de 17 municipios de toda Europa.

SmartRural21 logo full

Los pueblos seleccionados recibirán asesoramiento de expertos internacionales y viajarán a otros países europeos para intercambiar experiencias y aprendizajes con sus homólogos.
El despoblamiento de las zonas rurales y los pequeños núcleos de población es una preocupación tanto nacional como europea. El fenómeno de la España Vaciada también tiene su reflejo en otros países de la UE, donde de la misma forma, se ha producido una emigración masiva del campo a la ciudad en las últimas dos décadas. Subvertir esta tendencia es un reto compartido ante el que se requiere de grandes dosis de innovación, planificación, cooperación interadministrativa y, sobre todo, voluntad política.
Con estas premisas en la mente nace el proyecto Smart Rural Areas in the 21st Century (Smart Rural 21) que tiene como finalidad promover estrategias y soluciones inteligentes a los problemas que afrontan los territorios rurales de toda Europa.

El proyecto europeo Smart Rural 21 tiene una duración dos años y medio. Está coordinado por el Grupo E40 y apoyado por la Comisión Europea (DG AGRI) con el objetivo general de promover e inspirar a los pueblos para que desarrollen y apliquen estrategias inteligentes (Smart Villages) en toda Europa a través del intercambio de conocimiento entre pares y un enfoque integral y participativo en la planificación, asimismo, la participación en el proyecto permitirá obtener conclusiones y apoyar las futuras intervenciones de la PAC en la red de Smart Villages resultante.